Chico de 17 años agresivo con SU PADRE. Le acusa de no estar nunca en casa

Conflicto y convivencia imposible

entre un padre y su hijo 

El chico tiene 17 años, es de Madrid. Debido a que su padre es militar, han tenido varios cambios de destino. La ausencia prolongada del padre ha provocado inestabilidad en el hogar. El hijo es agresivo con su padre, le insulta y ya le ha empujado en varias ocasiones. La madre está desbordada. Además de ayudar al hijo, el matrimonio también necesita terapia de pareja.

El chico acaba de empezar a recibir ayuda terapéutica. Además, el matrimonio también está realizando terapia de pareja ya que hay mucha dificultad de entendimiento y convivencia entre ellos.
 
En la familia no existe un nivel alto de violencia, pero se observa como la unidad familiar se está desbordando y la desvinculación entre padre e hijo es cada vez es mayor. 
 
El chico tiene 17 años y es de Madrid. Su padre es militar, razón por la cual, han tenido varios cambios de destino a lo largo de su vida, la mayoría fuera del país. Debido a la ausencia del padre por misiones militares, es la madre la que está con sus hijos continuamente.
 
La madre dice que su marido “está siempre pendiente del trabajo, en su burbuja y no se da cuenta de que le necesitamos. Hago de mamá y papá continuamente. Le llamo muy preocupada sobre temas del colegio y las peleas que tienen entre mis hijos y muchas veces casi no podemos ni mantener una conversación, ya que está sin cobertura o con mucho estrés”.
 
El hijo se vuelve más agresivo cuando el padre vuelve a casa. Se enfada acusándole de que nunca está en casa, le insulta diciéndole que no es su padre y que les deje vivir solos con su madre. Le ha dado varios empujones y le enciende la luz constantemente mientras él intenta dormir, también apaga la televisión cuando su padre está viendo algún programa o se encierra en el aseo durante horas.
 
Todas estas circunstancias han provocado que los padres estén discutiendo continuamente. Cuando la madre llega a nuestro Programa,  se encuentra desbordada:  “No puede más, esto ya no es una familia. Todo son gritos y discusiones, tengo ganas de dejarles a todos en casa y pasar de todo, intento que mi marido y mi hijo se lleven bien pero está siendo imposible”. 
 
En el Programa han comenzado a ayudarles para modificar las conductas y recuperar el cariño perdido. 

Escrito por

No hay comentarios.

Escriba un comentario

Usted debe registrarse para poder comentar.

cookie directive