NOVATADAS. Ideas de la intervención en el Senado

El 10 de julio del 2018 Javier Urra intervino en el Senado en la presentación del libro  “Las novatadas. Un desafío para nuestra sociedad”. El secretario primero del Senado, Luis Aznar, fue el encargado de dar comienzo al acto de presentación del ensayo, que tuvo lugar en el Salón de los Pasos Perdidos de la Cámara Alta. La publicación dirigida por la defensora universitaria de la Universidad Complutense de Madrid, María Isabel Aránguez, está relacionada con un curso de verano impartido por ella en julio de 2015, cuyo objeto fue crear un foro de debate sobre las novatadas y los problemas derivados en los entornos universitarios, al que acudieron los portavoces parlamentarios del PP, PSOE Y PNV.

En el encuentro, han intervenido también el rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas; el psicólogo y director del programa “RecURRA-GINSO para padres e hijos en conflicto”, Javier Urra; y la presidenta de la asociación “No más novatadas”, Loreto González-Dopeso. Por último, entre los asistentes ha estado presente el secretario general de Universidades del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, José Manuel Pingarrón.

Estas son algunas ideas que formuló Javier Urra.

Javier Urra en el SenadoEl grupo:

®   “Normas no escritas”.

®    La importancia de pertenencia al grupo.

®    Como desresponsabilizador individual.

Peligro de relativismo moral.

®    Necesidad de ética individual y colectiva.

Desplazamiento de responsabilidades.

®    La “obediencia debida”.

®    La tradición como coartada.

La paradójica victima que se reconvierte en agresor.

La broma / novatada versus daño moral.

®    Ataque a la dignidad.

®    Ataque a la intimidad.

®    Ataque al honor.

Conductas de faltas y delitos.

®    Más ahora con la utilización de la red. “Ciberbullyng”.

Hay víctimas que su sufren recuerdos imborrables.

®    Estrés postraumático.

Las novatadas tienen mucho de sentido de dominio, sometimiento. Es maltrato.

Muchos jóvenes entienden que la novatada es un medio de integración.

Hay cierto paralelismo con el acoso escolar.

Hay novatadas extremadamente violentas, machistas y de agresión sexual.

Gran parte del problema viene de la mano de la ingesta masiva de alcohol y otros psicofármacos.

Hay novatadas merecedoras de sanción y / o expulsión.

Nadie puede divertirse a costa de otros.

Es una violencia estructural.

En google aparece: “Quien no admite la novatada se convierte en paria social”.

Hay que combatir las conductas de asimetría de poder.

Hay en ocasiones ataques a la dignidad y a la libertad, violentando derechos fundamentales.

No hay que sobreactuar, poniendo límite a todo tipo de bromas.

No es admisible la obligatoriedad de asumir novatadas.

Eduquemos en el respeto a la diferencia, en la libertad de asunción…

El grupo que se genera en las residencias universitarias se vive como “su familia” para quien viene de otra ciudad.

Algunos “veteranos” se comportan como el “príncipe destronado”.

No es una broma, la novatada que coacciona.

Hay un gran riesgo de normalizar la violencia.

Los veteranos pueden ejercer un liderazgo de servicio.

El Código Penal, recoge como delito: lesiones, vejaciones, humillaciones, la coacción.

La verdadera broma, no daña. No deja en “heredad” la conquista de la veteranía “para girar el tablero”.

Las residencias universitarias son instituciones de educación.

En Campus, del programa recURRA-GINSO, no se permiten las novatadas ya que es una falta de respeto y se entiende que fácilmente pueden acabar en conflicto y hasta en una agresión.

Se es muy severo en la reacción ante cualquier intento de que uno de los usuarios (residente) haga valer su “antigüedad” en el centro para ejercer mofa.

En todo caso, los residentes más antiguos y que se encuentran en una mejor situación terapéutica, son los que realizan la acogida de los nuevos jóvenes.

Javier Urra

Escrito por

No hay comentarios.

Escriba un comentario

Usted debe registrarse para poder comentar.

cookie directive